Contaminación genética

Es posible que haya oído hablar de la contaminación del aire. La contaminación del agua y de la tierra aparece en las conversaciones de todos los días. Incluso la contaminación radiactiva hará sonar la campana en la cabeza de muchos. Pero la “contaminación genética” es un término completamente nuevo; es un concepto en el campo del estudio ambiental aún ajeno. De hecho, la contaminación genética generada artificialmente es una de las peores pesadillas con las que los científicos tienen que vivir, principalmente porque no se han realizado muchas investigaciones y las medidas correctivas (si algo se descontrola) aún se desconocen.

Qué es la “contaminación genética”

Veamos algunos puntos importantes con respecto a la contaminación genética. La primera y la pregunta más básica que aparece en la mente es ¿qué es la “contaminación genética”?

Como sugiere Wikipedia, la contaminación genética es un término controvertido para el flujo de genes no controlados en las poblaciones silvestres. Este flujo de genes es indeseable según algunos ecologistas y conservacionistas, incluidos grupos como Greenpeace, TRAFFIC y Gene Watch UK.

Tipos de contaminación genética

La contaminación genética puede ser natural o artificial. La forma natural de la contaminación genética proviene de miles de años de evolución y las posibilidades de este tipo de contaminación son de una en un millón. La polución genética artificial se produce a partir de los diversos experimentos o polinización cruzada que realiza el hombre, con la esperanza de una mejor clase de especies o un tipo de vida más nuevo, pero que en última instancia conduce al fracaso contaminando así la muestra original.

La contaminación genética se ha visto con mayor frecuencia en las plantas ya que tienen una estructura genética mixta que han adquirido de especies en su mayoría no relacionadas. Estas especies no relacionadas pueden incluir bacterias, virus, otros animales e incluso algunas plantas foráneas. Conduce a la contaminación genética que es el resultado de cuatro situaciones diferentes en una planta de una fuente genéticamente modificada (GE).

  • 1) Si la polinización de una flora tiene lugar desde una planta GM, crece en las cercanías de esa planta modificada.
  • 2) Los cultivos orgánicos o que no son GM pueden ser polinizados desde una planta de GE.
  • 3) El tercer tipo de contaminación genética puede tener lugar si la planta genéticamente modificada sobrevive en el entorno agrícola o natural.
  • 4) El cuarto caso en un ejemplo de contaminación en animales. Aquellos animales que se alimentan de plantas modificadas genéticamente o incluso de los microorganismos en el suelo pueden alterar su estructura genética, lo que lleva a la contaminación genética.

Ahora, otros tipos de contaminación afectan de manera muy diferente a la contaminación genética. Este tipo de contaminación se multiplica muchas veces, ya que las plantas, animales y microorganismos afectados tienen la capacidad de crecer y reproducirse. Esto, a su vez, afecta a las próximas generaciones que pueden ser muy peligrosas. Por lo tanto, la contaminación genética por lo general nunca puede limitarse a un área particular donde se originó y en tan solo unas pocas décadas puede causar estragos de una manera nunca antes vista.

Ejemplos de contaminación genética

Los siguientes son algunos de los ejemplos hipotéticos clásicos de los efectos de la naturaleza global de la contaminación genética. Tomemos un ejemplo de Sudamérica. Este es el lugar donde se originó el maíz. Ahora, si aquí se siembra maíz genéticamente modificado, todas las demás variedades de maíz silvestre estarán en riesgo. Del mismo modo, en Asia, muchas variedades de arroz de naturaleza silvestre se ven amenazadas por el crecimiento en las cercanías de la cosecha de arroz. En Europa, la semilla de colza y la remolacha azucarera tienen similitud con las plantas silvestres con las que pueden cruzar. Si esto ocurre, el conjunto de genes no solo se alterará de manera irreversible con consecuencias futuras desconocidas, sino que la adquisición de las características de la planta de GE podría convertir a las plantas silvestres en ‘supermalezas’ que serían difíciles de erradicar para los agricultores.

Consideremos ahora el caso de la colza genéticamente modificada. Es una nueva variedad que es resistente al glufosinato de amonio, un poderoso herbicida. Por lo tanto, el herbicida ahora se puede rociar en cualquier momento, matando todas las malas hierbas pero dejando el cultivo intacto. Pero el problema con este tipo de planta de semillas oleaginosas es que tiene una gran capacidad de cruzamiento con otras especies similares, lo que es bastante letal ya que podría alterar la estructura genética original de la planta nativa. Estos casos son bastante comunes en Europa. Esta semilla oleosa puede formar híbridos con rábano silvestre, repollo silvestre y mostaza candente. Se ha demostrado que otra planta cultivada comercialmente a gran escala en la India, la mostaza india, se cruza con el nabo silvestre, la violación etíope y la colza.

Estos son ejemplos donde las plantas modificadas genéticamente pueden obstaculizar plantas silvestres o plantas no GM. Sin embargo, en algunos casos, incluso las semillas de plantas modificadas genéticamente son la causa del problema. La naturaleza volátil de la germinación de estas semillas es una gran preocupación, ya que no germinan cuando es tiempo de cosecha, sino que permanecen en el suelo y erupcionan en el futuro; los agricultores tienen que eliminarlos como malezas ahora.

Otro problema es la transferencia de estos genes desde las plantas GM a los microorganismos. Más mortal es la transferencia de estos genes entre varios microorganismos. La transferencia de estos genes entre los organismos de una misma generación se denomina “transferencia horizontal” en comparación con una “transferencia vertical” generalmente observada en la transferencia de genes de una generación a otra a través del proceso de reproducción sexual. Estos genes de las plantas GM son fácilmente transferido a la bacteria en el suelo. Aunque la tasa es bastante lenta, estas bacterias permanecen en el suelo durante un tiempo prolongado, lo que aumenta la contaminación constantemente.

Uno de los casos peligrosos de esta transferencia de genes de la planta de GE a los microorganismos puede ser si los microorganismos adquieren los llamados “genes de resistencia”. Los genes de resistencia son aquellos genes que facultan a un organismo para desarrollar anticuerpos contra un cierto antígeno. Si los microorganismos causantes de enfermedades los obtienen, anularán el efecto del tratamiento antibacteriano utilizado por los agricultores, que en sí mismo puede ser un gran problema.

Las anécdotas anteriores son una razón suficiente para demostrar que puede ser difícil contener la contaminación genética. Cuantos más cultivos transgénicos se cultivan; mayor es el riesgo. Por ahora, parece que la única solución factible es ‘Prevención’.

El momento de llevar la planta de GE a una plantación a gran escala no es correcto. Tal vez en el futuro con la cantidad correcta de conocimiento junto con la tecnología correcta, podemos ir mucho más allá de lo que somos capaces en este momento. Hasta entonces solo tenemos que caminar lenta y cuidadosamente. Porque no es el presente sino el futuro en riesgo.

Artículos Recomendados

Contaminación radionuclear La contaminación radiactiva es la contaminación física del aire, el agua y el suelo por materiales radiactivos. El material de desecho radia...
Contaminación natural En estos días, cuando escuchamos la palabra de moda contaminación, instantáneamente pensamos en enormes plantas de energía que emiten hongos...
Contaminación urbana Estamos contaminando el medio ambiente de muchas maneras diferentes. La mayoría de nosotros conoce los tres principales tipos de contaminaci...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.